Entre los requisitos para vender propiedad se contempla la ausencia de gravámenes y que todos los papeles estén en orden; para verificarlo, es necesario acudir a un notario.

El trabajo del Notario Público es dar fe de los actos jurídicos celebrados para que estos se cumplan con lo establecido por la ley. Su labor principal es identificar a las partes que celebran el contrato (comprador y vendedor), explicar el contenido de los contratos y resolver dudas.

También se debe acudir con el notario para determinar las características del inmueble, el monto de la operación y las formas de pago, ya que él revisará y realizará los trámites que se necesitan para la escrituración además de evaluar cuáles es el valor de la propiedad para determinar los impuestos correspondientes. Todo esto con el fin de evitar malos entendidos.

Una vez que se hayan cumplido los requisitos del notario para compra-venta de inmuebles , se hayan pagado los impuestos, firmado los documentos y enviado al registro público, se habrá realizado la transmisión de la propiedad y se entregará el testimonio que corresponde al comprador para que se inscriba en el Registro Público de la Propiedad y se haga el cambio de propietario para que pueda convertirse en el dueño de un inmueble.

Por último, hay que considerar que los gastos de los honorarios del notario son pagados por quien compra, pero la resolución de dudas no genera ningún costo, pues la asesoría y consultoría se ofrece de forma gratuita en todo el país.

Los tabuladores de gastos dependen de la localidad pero solo una sexta parte del total de los gastos corresponde a los honorarios, el resto es aplicado por motivos diferentes: trámites de certificado de libertad de gravamen de no adeudos, impuestos por Adquisición y gastos generados por el avaluó y las nuevas escrituras.

Si se pregunta qué hace un Notario Público además de ser útil al momento de la compra de una propiedad, contacte a nuestros asesores en Notaría Pública 17 para conocer todo sobre los servicios notariales que brindamos.